Homepage - Trabajadores sexuales masculinos - Travaillez dans la prostitution
homepage
Trabajadores sexuales masculinos

Travaillez dans la prostitution

  • Cuando trabajas en la prostitución, claro está, no quieres contraer infecciones de transmisión sexual (ITS). Por ello, ¡es importante que sepas como trabajar de forma segura!
  • A continuación encontrarás algunos consejos para mantener un  sexo seguro. También se brinda información relevante sobre la utilización de condones, lubricantes y la contracepción. ¡Protégete siempre! ¡Los clientes que aparentan estar sanos y limpios también pueden tener una ITS!
  • En Bélgica existen organizaciones específicas orientadas a los trabajadores sexuales masculinos (Amberes - Brusellas)
  1. Sexo seguro
  2. Condones
  3. Lubricante
  4. Condón averiado
  5. Tu cuerpo

 

Stripfiguren 
© vero beauprez, alle rechten voorbehouden 
http://www.verobeauprez.be

Sabas

CONSEJO

  1. Observa siempre minuciosamente los genitales de tu cliente a fin de averiguar si tiene alguna úlcera o verruga. Es posible efectuar este control lavando primero a tu cliente. No corras ningún riesgo, si observas algo, pídele amablemente que se vaya.
  2. Utiliza siempre un condón con código CE y aplícalo de forma correcta.
(*link condón)
  3. Utiliza en cantidad suficiente un lubricante adecuado. (*link glijmiddel)
  4. Si al tener sexo, el semen o el líquido preseminal llega a   tener contacto con tu piel, quítalo inmediatamente a fin de prevenir que accidentalmente el esperma o el líquido preseminal llegue a la vagina, el ano, la boca o alguna herida.
  5. Cubre con una tela adhesiva las heridas que estén presentes en tu piel o en la del cliente.
  6. Si has hecho masajes con algún producto que contenga grasa (aceite para masajes), lávate y lava a tu cliente con agua y con jabón antes de tener sexo.  


 

El sexo seguro

¿Qué es el sexo seguro?

 

 

Condones


Lubricante

¿Porqué usar lubricante?


Condón averiado

Cuando trabajas en la prostitución, utilizas un condón y un lubricante. Sin embargo, siempre pueden presentarse fallos. Puede suceder que un condón se averíe o se deslice. Un accidente de este tipo o un “condón roto” es muy desagradable. Continúa tranquila y no entres en pánico.

Si regularmente se te estropea el condón, averigua cuál podría ser la causa a fin de poder prevenirlo en el futuro.